Recibe ofertas de empleo en tu emailMás información
Avisos 
Versión para imprimir

Después de la entrevista de trabajo

CBJobs.es

No todo termina tras despedirnos de la persona que nos ha entrevistado, darle la mano con una sonrisa e irnos a casa, por mucho que la entrevista haya ido bien y tengamos la íntima sensación de que el puesto es nuestro. Aún hay que dar algunos pasos más, porqué en el fondo una entrevista de trabajo se estructura en tres partes, como si de un relato se tratara: antes, durante y después. Centrémonos ahora en el después.
En primer lugar, y antes de terminar del todo la entrevista, no es aconsejable alargar la despedida, ni tampoco intentar sonsacar información sobre cómo lo hemos hecho, ya que eso no dará una imagen de persona excesivamente angustiada.

Plazos y conclusiones
Lo que sí podemos preguntar con toda normalidad es el plazo previsto dentro del cual nos darán una respuesta. Y acto seguido, tras salir del lugar, apuntar la fecha y el nombre de la persona o personas que nos han entrevistado, para más adelante poder recordarlos por si surgieran dudas.
Y al llegar a casa, ya más relajados, es bueno intentar evaluar cómo ha ido la entrevista; analizar y repasar mentalmente cuáles han sido los puntos fuertes y los débiles de nuestra exposición, así como intentar recordar cuáles han sido los temas que más interés han despertado en nuestro interlocutor, y de la misma manera, también aquellos ante los cuales mostraba menos interés e incluso hayan podido aburrirle. Todos estos datos podrán servirnos de utilidad para corregir errores en segundas entrevistas con la misma empresa, o bien con posteriores entrevistas con otras compañías.
Por lo que se refiere al tiempo que deberíamos esperar para obtener una respuesta, el plazo entre una semana y 10 días es tiempo razonable para llamar nosotros y pedir información sobre nuestro proceso de selección, si la empresa no nos ha llamado ni comunicado nada.

Nosotros también entrevistamos
Tras la entrevista, y además de analizar los pros y los contras como hemos comentado antes, también es importante que repasemos mentalmente todo aquello que nosotros hemos averiguado sobre la empresa. En una entrevista de trabajo, no sólo obtienen información sobre nosotros, sino que nosotros también entrevistamos a la empresa y sacamos conclusiones sobre si el puesto al que optábamos es realmente lo que nos habíamos imaginado, si el espacio físico nos parece adecuado, si el ambiente laboral que se respira nos parece agradable, etc. En definitiva, en la mayoría de los casos escuchamos una voz interior que nos dice si estamos realmente ilusionados con el proyecto, o por el contrario, si la primera impresión nos ha defraudado.





Última Actualización: 11/08/2008 - 10:42 AM