Cinco trabajos para pasarlo en grande

CareerBuilder España

Muchos trabajadores se encuentran asfixiados en sus puestos de trabajo. Horas y horas metido en una oficina y con jornadas interminables pueden hacer plantearnos un cambio de aires hacia experiencias más emocionantes. Si tienes un lado salvaje que te gustaría desarrollar puedes hacerlo buscando entre los empleos que te permitan aunar en cierta medida ocio y trabajo, conociendo gente nueva, estableciendo nuevas relaciones laborales y personales e incluso divirtiéndote mientras trabajas. Suelen ser empleos destinados a la gente joven para los que en algunos casos no se requiere titulación alguna.

Dotes de comunicación, energía y sobre todo mucha habilidad para las relaciones sociales son los requisitos indispensables para estos empleos que a cambio ofrecen un emociones y, quién sabe si diversión en el día a día.

- Promotores: Su labor es fundamental para atraer a posibles clientes y ofrecer información a todo aquel que se interese por el producto que se desea promocionar o dar a conocer. Su trabajo suele desarrollarse en ferias, congresos, eventos, grandes superficies... Un trabajo en el que no cabe la timidez y en el que la presencia, la educación y las dotes sociales son una parte muy importante pero dependiendo de las características del producto o del servicio que se vaya a promocionar los requisitos para optar al puesto suelen variar.

- Camareros: Es un trabajo duro, con jornadas largas, horas extras y gran esfuerzo físico pero es uno de los trabajos preferidos por los jóvenes para optar a su primer empleo y ganar dinero para sus gastos o para ayudar en casa mientras están estudiando. Existen tantos tipos de camarero como tipos de locales hay pero al final el candidato que se busca reúne los mismos requisitos: seriedad en el trabajo, rapidez y capacidad de trato con la gente. Si optamos por profesionalizarnos en este oficio existen titulaciones y grados de Formación Profesional que nos pueden aportar conocimientos para llegar a lo más alto dentro del ramo de la hostelería.

- Relaciones públicas: Ellos son los encargados de animar cualquier evento al que acuden. Conocen a la gente, tienen los contactos y son los encargados asegurarse de que los invitados acudan. Lo importante en esta profesión es tener los contactos necesarios para mover a la gente. Un importante evento puede necesitar de caras conocidas y siempre es bueno tener a mano un buen relaciones públicas que se encargue de gestionarlo. No importa cómo seas ni a qué te dediques. Si tienes los contactos adecuados y una excelentes dotes de comunicación seguro que hay un puesto esperando para ti.

- Técnicos de comunicación: Las empresas tienen necesidad de dar a conocer a la sociedad y al resto de empresas del sector sus avances, logros y objetivos. Los técnicos de comunicación son los encargados de redactar y distribuir las notas de prensa y los comunicados de las empresas. Tiene una parte de duro trabajo de oficina elaborando los textos, definiendo las estrategias y analizando las repercusiones que puede tener su compensación en las fiestas con los medios, las relaciones con los periodistas o la asistencia a eventos de todo tipo (viajes, fiestas, actos institucionales, deportivos...). En ocasiones también son ellos los encargados de organizar los evento aunque su labor más importante es la de darlo a conocer. Para este tipo de puestos se suelen pedir titulaciones en relacionadas con la Comunicación, Periodismo, Marketing y RRPP...

- Organizador de eventos: Muchas de las profesiones anteriormente descritas no serían lo mismo sin estos profesionales. Ellos son los encargados de contactar y contratar los servicios que se van a ofrecer durante un evento, desde el servicio de catering a las azafatas de promoción. En definitiva, se encargan de poner a todos en marcha para que no falte de nada. La organización de un evento supone un gran estrés. Nada puede salir mal el día de la celebración y al final ellos son los que menos disfrutan de la fiesta porque tienen que estar pendientes de todos los detalles. Si tienes una gran capacidad organizativa, eres multitarea y tienes unos nervios de acero tendrás un gran futuro en esta profesión. A cambio tendrás un empleo bien remunerado en el que se disfruta de lo logrado cuando se van los invitados.



Última Actualización: 23/03/2010 - 11:25 AM