RSS de este mensajedel actual artículo

Qué falla en tu búsqueda on line

Entregar en mano una carta manuscrita junto al CV ya casi forma parte del pasado. Internet ha cambiado sustancialmente las cosas y la mayor parte de los procesos de selección se desarrollan on line. Pero no todos los candidatos saben cómo responder correctamente a las solicitudes de los empleadores. Si has optado a muchas ofertas y aún no has conseguido un trabajo, tal vez hayas fallado en aspectos fácilmente evitables como estos.

Información personal. Hay candidatos que dan demasiada información personal, muchos más datos de los que les han pedido, sin ser conscientes del poder de internet. Aún así, según explica Juan Cruz González, psicólogo clínico, consultor y comunicador “la mayor fuga de información personal y/o sensible no se produce en las respuestas a un cuestionario sino a raíz del incorrecto uso de las redes sociales y el establecimiento de medidas que protejan nuestra privacidad”. La mayoría de los responsables de recursos humanos consultan las redes sociales para obtener más información sobre los candidatos. Y allí es donde pueden aparecer sorpresas, “más por temas de ocio y diversión comprometidos que laborales”.

Capacidad de síntesis. Uno de los errores más habituales es responder a los cuestionarios con mucha palabrería y sin priorizar los contenidos esenciales. Debes tener preparado el CV adaptado a la era de las redes sociales y los 140 caracteres. “La capacidad de síntesis es, no ya un condicionante para encontrar empleo, sino una necesidad del día a día. Hay que aprender a expresar ideas complejas en pocas palabras, trasmitiendo motivación y optimismo”, advierte Cruz. Y eso es válido también en las breves conversaciones telefónicas que pueden desembocar en una entrevista: “Procura transmitir tu mensaje de forma rápida y sucinta cuando hables con consultores de selección. Si puedes decir lo que ofreces y lo que buscas en menos de dos minutos, captarás su atención”, argumenta John Lees en su libro ‘Cómo triunfar en las entrevistas de trabajo’.

Respuestas singularizadas. La mayor parte de los candidatos tienen una ‘carta tipo’ que envían a la mayor parte de las empresas a cuyas ofertas responden. “Lo mas adecuado es personalizar cada carta para cada empresa y oferta, pero si has de enviar 50 cartas de presentación, difícilmente podrás personalizar los envíos”, reconoce el psicólogo. Para poder hacerlo habría que optar por ser más selectivo y concentrar los esfuerzos en un menor número de ofertas, las más interesantes para el candidato.

La importancia de la foto. Un error aún frecuente es tener un CV, o perfil de LinkedIn sin fotografía o con una de mala calidad. La información que das sobre ti mismo debe ser lo más personal posible, y no hay peor imagen de ti mismo que una mala fotografía. Aunque muchos lo hagan, no es profesional incluir una foto junto a un monumento o con ropa de deporte. Los ‘selfies’ o autofotos, tan de moda en las redes sociales, tampoco son una buena opción para dar una buena imagen a tus probables empleadores.

Destacar el valor personal. ¿Cómo destacarse sobre el resto en un cuestionario que da poco espacio para explicarse? Lo fundamental es poner de relieve el valor de cada uno: “Eso en lo que sobresalgo, eso que me caracteriza, de lo que estoy orgulloso, mi punto fuerte”, dice Cruz. Muchos candidatos caen en el error de ni siquiera advertir que lo que necesitan es precisamente eso, destacarse, ser distintos.

Adaptarse o reinventarse. En tiempos difíciles como estos no es fácil saber dónde va a estar el futuro laboral de cada uno. Hay candidatos que deciden centrarse en las ofertas en las que pueden aportar conocimientos y experiencia, adaptándose a la nueva realidad; y quienes optan por ampliar la búsqueda a otros sectores, reinventarse, emprender…, como explica el psicólogo clínico: ”Puede ser un buen momento para apostar por aquello que apasiona, empezar a plantearse vivir y no solo malvivir por un salario, disfrutar con lo que se hace, tener visibilidad y abrir nuevas opciones con entusiasmo, optimismo e ilusión”.

Imagen: © anyaberkut – Fotolia.com

Trackback URL

RSS de este mensajePublicar un comentario